Noticias

Innovación tecnológica para la adaptabilidad climática en el Gran Chaco Americano con enfoque de género.  El evento más importante de Cambio Climático de Latinoamérica y el Caribe

Fabiana Menna presentando la experiencia de las mujeres en el SAP - Gran Chaco PROADAPT

"La participación de las mujeres chaqueñas en los Centros Gran Chaco Nanum Village para el acceso a datos climáticos, mapeo territorial, mapas de riesgo que aportó al Sistema de Alerta Gran Chaco PROADAPT fue destacado en AdaptAméricas como una experiencia única y de gran relevancia para la adaptación al cambio climático de poblaciones vulnerables", señaló Fabiana Menna responsable del componente género del Proyecto Gran Chaco PROADAPT luego de su participación en este evento internacional.

El pasado 15 y 16 de mayo en Panamá se desarrolló AdaptAmericas, el principal evento en el hemisferio sobre cambio climático organizado por el BID.  A las reuniones asistieron alrededor de 200 participantes; representantes del sector público y privado de América Latina y el Caribe para hablar sobre el uso de la tecnología en adaptación climática.

Fue Fabiana Menna responsable del componente de género del Proyecto Gran Chaco PROADAPT y presidente de la Fundación Gran Chaco, organización socia en la Argentina del mencionado Proyecto, quién expuso y dio a conocer el trabajo de las más de 300 mujeres que son parte de los seis Centros Nanum Village, que de manera permanente han monitoreado el desborde del Pilcomayo, sus avances y puntos críticos, participando así del Sistema de Alerta Gran Chaco PROADAPT.

Los Centros Gran Chaco Nanum Village son espacios gestionados principalmente por mujeres indígenas y desarrollados en comunidades aisladas del Gran Chaco en cooperación con Samsung, que posibilitan el acceso a las tecnologías, a las comunicaciones y al mundo digital. En Argentina, esta iniciativa ya cuenta con 19 centros, con equipamiento informático, Internet, tutores locales de alfabetización digital y un grupo de coordinación provincial y regional.

"En las inundaciones de enero, la comunidad de Vaca Perdida organizó un sistema de prevención y monitoreo por la crecida del río Pilcomayo, así como de atención y evacuación en coordinación con la comunidad para el Plan de Emergencia, que resultó en un proceso ordenado  durante la evacuación e implementación de los campamentos para los evacuados", señala Menna.

Al momento en los centros de las mujeres indígenas Qomle´ec, se están capacitando también los hombres de las comunidades, quienes se encuentran recorriendo toda la zona inundada para ver cuáles son los efectos, sistematizarlos y poder aportar a la toma de decisiones en conjunto con de los entes públicos, sobre las acciones que deben emprenderse luego de la inundación. Este trabajo se está realizando de manera conjunta con las autoridades de Formosa.

"El Sistema de Alerta Gran Chaco PROADAPT, en muchos territorios ha logrado funcionar bien, llegar a tiempo con las alertas, ser nutrido sobre el comportamiento del río y los desbordes por los informantes locales, gracias a la mejora en estos lugares en el acceso a las tecnologías y a las comunicaciones, así como a las capacidades de las mujeres para utilizarlas. Estamos convencidos que ´mujeres organizadas y con tecnologías´ es fundamental para afrontar los efectos del cambio climático" afirma Mauricio Moresco, Coordinador de Gran Chaco PROADAPT.

Desde Gran Chaco PROADAPT se está trabajando junto con las mujeres en el Gran Chaco dos aspectos; por una parte, facilitando y fomentando la participación de las mujeres por medio de las TICs en el acceso a datos, informaciones y conocimientos para la toma de decisiones climáticamente inteligentes.  Por otra parte, mejorando el manejo caprino con técnicas resilientes, este último en Argentina y Paraguay con proyección para expandirlo a Bolivia en los próximos meses.

El Proyecto Gran Chaco PROADAPT tiene como objetivo la generación de una alianza trinacional integrada por la sociedad civil organizada, el sector privado, los gobiernos locales y la inversión dirigida al desarrollo nacional e internacional para contribuir en la capacidad adaptativa y a una mayor resiliencia de pequeños productores del Gran Chaco Americano y de los grupos sociales más vulnerables frente a impactos derivados del cambio climático y la variabilidad climática. Gran Chaco PROADAPT es ejecutado por Fundación Avina y cofinanciado por el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN/BID) y el Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

¿El Gran Chaco Americano el ejemplo de una Sociedad Civil Organizada que evitó un catástrofe?

 

Hoy en la región del Gran Chaco Americano se va consolidando un tejido social e interinstitucional que no ha visto límites fronterizos más al contrario, solo ha visualizado encuentros, semejanzas, necesidades e identidad.  Este 10 de abril la editorial del periódico La Nación de la Argentina puso sus ojos en el impacto que está promoviendo esta articulación en una de las regiones más vulnerables de América latina como es El Gran Chaco Americano

"Inundaciones: la organización social es la mejor defensa; El más efectivo terraplén para evitar que un desastre natural se convierta en una catástrofe humanitaria lo brinda una sociedad civil organizada" fue el título de la editorial con la que el periódico de mayor circulación en la Argentina ha decidido hablar del Gran Chaco Americano y cómo su población ha sabido afrontar una de las inundaciones más grandes de los últimos 30 años sin lamentar pérdidas humanas. ¿Cómo hizo esta región transfronteriza para superar esta adversidad?

La editorial destaca que el bioma chaqueño se convirtió en un ejemplo de articulación público-privada, esa alianza entre organizaciones de la sociedad civil, empresas y Estado en tantas ocasiones declamada y tan pocas veces plasmada en acciones concretas. El sistema de alerta para anticiparse a las crecidas del río Pilcomayo, prevenir muertes entre los pobladores y pérdidas de sus medios de producción implementado por la iniciativa Gran Chaco Proadapt alertó con varios días de anticipación la imponente crecida de las aguas que terminaría derivando en la inundación más grande de los últimos 35 años.

La región del Gran Chaco tiene una extensión de un millón de hectáreas en las cuales habitan más de 4 millones de habitantes y que pese a su extensa geografía comparte los mismo problemas y necesidades.  Hace aproximadamente ocho años se conforma Redes Chaco, plataforma interinstitucional que año a año ha ido sumando actores a esta red de redes donde nace Gran Chaco Proadpt que hoy materializa las demandas a los problemas ocasionados por el cambio climático en la región del Gran Chaco Americano.

Uno de los grandes objetivos tazados en el Encuentro Mundial del Chaco del 2010 realizado en Asunción del Paraguay fue la visibilización de la región chaqueña por sus valores importantes de conservación y socioculturales pero aparentemente son las acciones mancomunadas en búsqueda del desarrollo en la región, al mismo tiempo de generar y transmitir conocimiento de resiliencia climática están aportando a ser la ventana del chaco al mundo.

Hasta la fecha fueron más de 400 alertas tempranas que se han difundido a través de la página web del proyecto Gran Chaco PROADAPT (www.granchacoproadpt.org).  Hay que mencionar que este proyecto que es ejecutado en Bolivia , Argentina y Paraguay por NATIVA, Fundación Gran Chaco, ACDI y Sombra e Árbol y AVINA ha consolidado alrededor de diez acuerdos interinstitucionales entre entidades públicas y privadas en la región chaqueña a nivel trinacional, lo que está permitiendo la articulación entre actores de la sociedad y civil y organizada para buscar la solución a sus problemas.

La iniciativa Gran Chaco Proadapt es una acción trinacional (Argentina, Bolivia y Paraguay) para la adaptación al cambio climático financiado por el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (Fomin/BID) y el Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

Como ha citado la editorial de La Nación "Esta iniciativa creó las condiciones que evitaron que las aguas arrasaran kilómetros de terrenos, arrancaran decenas de árboles, destruyeran infraestructura vial y causaran muertes entre los pobladores".

Crecida y desborde del Pilcomayo es histórica

Río Pilcomayo en crecida

El 16 de marzo, Luis María de la Cruz del Sistema de Alerta Gran Chaco PROADAPT confirmaba lo que muchos de los habitantes de la rivera del Pilcomayo posiblemente no querían escuchar: El Pilcomayo ha cambiado el territorio de la región.

Por ejemplo, en Formosa, específicamente en Sombrero Negro al noroeste de Juárez,un población de aproximada de 2500 personas perdieron bajo el agua 35 mil hectáreasa consecuencia del desborde del río, territorios destinados hasta hace muy poco a la ganadería y la apicultura.

"Esto significa un cambio en la geografía de la región. Donde se produjeron los desbordes y donde se están produciendo todavía situaciones de escurrimiento de agua, va a cambiar la posición de la gente frente a su territorio", afirma Luis María de La Cruz, del equipo técnico de Gran Chaco PROADAPT.

Esta afirmación trae a la memoria lo ocurrido en Formosa en el verano de 1983/84, cuando cambio la geografía en todo el oeste provincial,dando lugar a los bañados.  Ahora, este cambio, puede que esté sucediendo  también en Salta.

"Esto puede ocurrir en Salta también, porque si nosotros comparamos el caudal efectivo que entró y el efecto tremendo que provocó, podemos decir que cualquier creciente más o menos similar va a repetir esta situación,sin necesidad de que sean crecientes extraordinarias.  Habrá que reconfigurar la forma en que se ocupa y usa el territorio en el Pilcomayo Salteño.  Se observa que el río se queda en el mismo lugar, pero los desbordes van a ser mucho más regulares", señala Luis María de la Cruz.

De acuerdo a datos arrojados por la Unidad de Monitoreo y Centro de Datos en el documento “Evolución de las crecidas producidasen la cuenca alta del río Pilcomayo” entre el 1 de enero y 6 de febrero,el Pilcomayo habría desbordado alrededor de 4 mil Hm3.

"El el derrame total para el período considerado fue en la estación Villa Montes de 2180 hm3 y en la estación Misión La Paz de 1764 hm3. Las causas de esta disminución pueden atribuirse a las ocupaciones de un cauce mayor y desbordes producidos aguas arriba de Misión la Paz (La Estrella, en margen derecha)" señala el documento por Claudio Laboranti y María Alejandra Cristanchi.

Para tener una idea son como 4 mil piscinas olímpicas de agua que se han desbordado, en el periodo del 1 de enero al 6 de febrero al que hay que sumar un nuevo pico similar que se ha presentado el 6 de marzo.  A ello se suma la cantidad de sedimento acumulado en el recorrido que subió de 1 metro a 1,50 metros de altura disminuyendo la profundidad del lecho y acortando las barrancas.

Esta reconfiguración del territorio de las poblaciones de la rivera del Pilcomayo incrementan aún más el desafío social de superación de la pobreza que ya tenía la región, especialmente de los pequeños productores y comunidades indígenas,ya que en muchos lugares deberán reconstruir sus sistemas productivos.

Otro reto no menor lo tienen los gobiernos locales que deberán acelerar procesos de construcción de Planes de Adaptación, movilizar y orientar inversiones hacia infraestructuras resiliente, entre otras acciones que permitan reducir el impacto de los eventos climáticos y aprovechar las oportunidades de la variabilidad climáticaen una región catalogada como la más vulnerable a los efectos climáticos.

Existen muchas evidencias de que aquellas comunidades que estaban organizadas socialmente, productivamente y comercialmente, que contaban con medios de comunicación para recibir las alertas a tiempo, que estaban incluidas en procesos de adaptación al cambio climático incorporando prácticas más resilientes, fueron menos afectadas y cuentan con más elementos para recomenzar. Se requerirá sumar y articular muchos esfuerzos de múltiples actores para poder llegar con estas posibilidades a todas las poblaciones de este extenso territorio. Los que hacemos Gran Chaco PROADAPT estamos comprometidos en este desafío”, comenta Mauricio Moresco, Coordinador General del programa trinacional para la adaptación al cambio climático.

La iniciativa Gran Chaco PROADAPT tiene como objetivo la generación de una alianza trinacional integrada por la sociedad civil organizada, el sector privado, los gobiernos locales y la inversión dirigida al desarrollo nacional e internacional para contribuir en la capacidad adaptativa y a una mayor resiliencia de pequeños productores del Gran Chaco Americano y de los grupos sociales más vulnerables frente a impáctos derivados del cambio climático y la variabilidad climática. Gran Chaco PROADAPT es ejecutado por Fundación Avina y cofinanciado por el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN/BID) y el Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

Bajo convenio Gran Chaco PROADAPT y la DINAC, en Campó Largo se instaló la primera estación meteorológica de una proyección de siete que se tienen previstas en esta región.

Personal de la DINAC realizando la instalación de la Estación Meteorológica

En el marco de un convenio entre la Dirección Nacional de Meteorología e Hidrología de la DINAC y la iniciativa Gran Chaco PROADAPT, Campo Largo ya cuenta con su propia estación meteorológica, la primera de las siete que se tienen previstas instalar para el 2018 y 2019 en el Chaco Paraguayo.

La estación instalada es automática, yya se encuentra en funcionamiento. Recaba datos de manera continua e instantánea de parámetros meteorológicos como: temperatura del aire, humedad relativa del ambiente, velocidad de viento, cantidad de precipitación acumulada atmosférica, radiación solar directa, radiación solar ultravioleta, como el cálculo de la evotranspiración potencial.

Las mediciones que instalamos en el equipo se realizan de manera instantánea y transmitidas cada 10 minutos desde este punto ubicado en el chaco paraguayo hasta nuestra central donde esos datos son almacenados en una base de datos y luego utilizados por que sean comunicados e difundidos al público”, señala Noe Montenegro, Jefe del departamento de sensores remotos de la DINAC.

Esta estación se considera particularmente importante para la región del Chaco Paraguayo por haber muy pocas estaciones meteorológicas en la zona, lo que ayudará a generar pronósticos con mayor cobertura y precisión.

Para Luis María de la Cruz responsable del Sistema de Alerta y la Red de Estaciones Meteorológicas del Gran Chaco PROADPT, señala que “la nueva estación de Campo Largo llena un vacío importante en la información meteorológica de la región.  En esa zona no había ninguna estación formal, es la primera en una zona con características meteorológicas bastante particulares por su ubicación.  Es muy importante continuar creando una red más densa de información meteorológica en el Chaco”.

Se tienen previstas la instalación de más estaciones en La Pava, Pozo Hondo, entre otras ubicaciones, proyectándose un total de siete que se suman a una red de estaciones que se está desarrollando desde el chaco central hacia el oeste del Pilcomayo en el chaco Paraguayo. La"estación meteorológica fue instalada gracias a un Convenio entre Gran Chaco PROADPT y la DINAC en el que participan Sombra de Árbol y Fundación Avina. Las partes contribuyeron con recursos para las construcciones, equipamiento y acceso a las comunicaciones. El Sr, Montenegro dio a conocer su anhelo para que otras asociaciones y fundaciones interesadas en colaborar con el progreso de la meteorología del país se sumen a este tipo de unión mancomunada para poder lograr objetivos en común. Gran Chaco"PROADAPT viene impulsando una alianza a nivel trinacional para expandir e integrar las redes meteorológicas de la región del Gran Chaco en la que ya participan, además de la DINAC, FECOPROD, el Instituto de Clima y Agua del INTA y el SENAMHI. La iniciativa"Gran Chaco PROADAPT tiene como objetivo la generación de una alianza trinacional integrada por la sociedad civil organizada, el sector privado, los gobiernos locales y la inversión dirigida al desarrollo nacional e internacional para contribuir en la capacidad adaptativa y a una mayor resiliencia de pequeños productores del Gran Chaco Americano y de los grupos sociales más vulnerables frente a impactos derivados del cambio climático y la variabilidad climática. Gran Chaco PROADAPT es ejecutado por Fundación Avina y cofinanciado por el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN/BID) y el Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

Nuevas Tecnologías para hacer más resiliente a la producción apícola del Gran Chaco

"Un taller muy productivo. Estoy convencido que sentamos las bases de un interesante desarrollo a partir de un equipo de trabajo interinstitucional e interdisciplinario y con un importante aporte de los propios apicultores", Así calificó Enrique Bedascarrasbure, del Centro de Investigación de Agroindustria (CIA) INTA, al taller que dio inicio a la construcción de una herramienta TICs para los productores apícolas del Gran Chaco de Argentina, Bolivia y Paraguay.

El evento se desarrollo en Formosa (Arg) donde diferentes actores involucrados e interesados en la producción apícola del Gran Chaco en el marco de la alianza Gran Chaco PROADAPT – REDLAC apoyada por el FONTAGRO trabajaron en una herramienta basada en TIC que aumente la resiliencia en los productores apícolas.  Un evento desarrollado este 26 y 27 de marzo.

"De manera muy participativa se está construyendo una herramienta que sea acorde a los sistemas y procesos apícolas del Gran Chaco para que los productores de este sector mejoren su productividad, eficiencia y resiliencia ante los efectos de las variaciones climáticas a partir de decisiones acertadas con información confiable", señala Andrea Aignasse responsable de área de apicultura en el Proyecto Gran Chaco PROADAPT y Coordinadora del PRODAFOR ministerio de la Producción y ambiente, Formosa.

En el evento participaron representantes del Programa Nacional Apícola INTA PROAPI, Proyecto FONTAGRO, Red Lac de Apicultura, Fundación Gran Chaco, ACDI, IPAF NEA Área Tic´s, Red de Pastoralismo de Latinoamérica, Sombra de Árbol del Paraguay, PRODAFOR – Ministerio de la Producción y ambiente, Formosa y productores de la región Chaco Formosa, Paraguay  con la presencia de Sergio Garrán como invitado especial.

"El proceso de construcción de la herramienta se está haciendo de abajo hacia arriba, para que sea de utilidad para todos los actores, especialmente productores.  Esta construcción desde las bases permitirá identificar las informaciones que son clave para los productores", señala Cecilia Dini,  coordinadora de la Red Latinoamericana y del Caribe de Apicultura (REDLAC).

 

 

En el evento se definió nuevas etapas para dar sostenibilidad desde lo institucional.  Se abordó la problemática paracontribuircon información y conocimientoysentar las basespara la construcciónde una aplicación móvil (App).

Esta actividad es parte de los resultados que a futuro se proyecta dejar implantado en los sitios pilotos del proyecto, un sistema de trabajo basado en planificación y “ajuste permanente” de prácticas que los productores apliquen en función a la información precisa para la toma de decisiones productivas. Una recomendación a tiempo, una alerta oportuna, permitirá aumentar la capacidad de respuesta para a mejorar la producción y en algunos casos salvar las unidades de producción

"Inicialmente, junto a los apicultores y actores se comenzó el trabajo de construcción de las metodologías de monitoreo y protocolos de prácticas. Junto a ellos se especificarán los datos de entrada y salida a la aplicación móvil necesarios para las decisiones de manejo (como floración actual, meteorología, alertas, estado del panal, recomendaciones técnicas, etc)" señala Silvia Ibarrola, responsable en Gran Chaco PROADAPT del desarrollo de herramientas TIC y la integración de las redes meteorológicas para el Gran Chaco.

Para el productor y especialista sistema doble Farrar Carlos Villavicencio, hizo alusión a que el cambio climático y sus efectos en la apicultura, es una tarea pendiente: "Se ha trabajado sobre cuatro o cinco variables esenciales que comprende la apicultura, en este caso la floración, repensarla sobre este nuevo escenario de cambio climático".

Estas actividades se enmarcan en la Cooperación Técnica entre los programas Gran Chaco PROADAPT y REDLAC, creada para fortalecer el desarrollo del Gran Chaco Americano contribuyendo a una mejor calidad de vida de sus familias potenciando una apicultura y una ganadería resiliente en los tres países (Argentina, Bolivia y Paraguay.

Proadapt


Coordinador General:  
Mauricio Moresco      
Contacto Prensa:
Inga Olmos               
 

 

Fundación Avina

Avina Argentina
Teléfono: +54 11 5246 9744
Avina Paraguay
Teléfono: +595 21 338 9583
Avina Bolivia
Teléfono: +591 3 3360014

Acceso para miembros ALERTAS!